Imagen ficha

Entrevista a Antonio Mañas, co-fundador de wecity

Antonio Mañas de Orduña, ideólogo, impulsor y co-fundador de wecity, ha sacado al mercado un proyecto donde aúna sus pasiones: tecnología, inmobiliario e inversión. Después de tres años y medio de trabajo, asegura que la principal tarea de la empresa es “dar servicio a nuestros clientes: inversores y promotores”.

Pregunta: ¿Por qué wecity?

Respuesta: Rafael Merry del Val lo resume muy bien: “wecity es el ecosistema tecnológico e innovador donde promotores institucionales e inversores se comunican, financian y comparten beneficios.”

wecity da respuesta a dos tipos de necesidades: a los promotores les permite tener financiación alternativa o complementaria para sus proyectos, mientras que a los inversores les permite encontrar oportunidades de inversión en el sector inmobiliario, con rentabilidades institucionales que han sido históricamente altas.

 

P.: ¿Cuál es tu papel en la empresa?

R.: La de buscar ventajas competitivas que creen valor en la compañía. A parte de ser cofundador con Rafael y con José Navarro, soy el vínculo entre la parte inmobiliaria y la parte tecnológica del proyecto. Mi trabajo consiste en traducir a un desarrollo técnico lo que el sector inmobiliario necesita y facilitar la inversión desde cualquier lugar y dispositivo (inversión disruptiva). 


P.: ¿Cómo ha sido el proceso de creación de la empresa?

R.: Básicamente se puede resumir en cuatro pasos. Primero, superar el proceso regulatorio de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que es francamente complicado. Segundo, desarrollar una plataforma tecnológica e innovadora con muchas capas de valor para el usuario. En tercer lugar, captar el producto donde invertir. Y, por último, captar a los inversores.


P.: ¿Cuáles son las ventajas del crowdfunding inmobiliario para los promotores?

 R.: Hay muchas. Por citar algunas rápidamente: somos un canal alternativo y complementario a su financiación, hacemos visibles sus proyectos, les aportamos tecnología de gestión, somos innovación en un sector lento,  les creamos una cartera de inversores recurrentes que les ayude en su dependencia bancaria...


P.: ¿Y para los inversores?

R.: wecity tiene la gran ventaja de que soluciona un problema que tenía el ahorrador medio, que sabía de la rentabilidad de los proyectos inmobiliarios, pero que no podía entrar en este mercado porque los tickets de entrada eran muy altos. Acercamos a los ahorradores a la inversión en los metros cuadrados de alta calidad y con retornos institucionales. 


P.: ¿Qué relación tenías con el real estate antes de crear wecity?

R.: El sector inmobiliario siempre ha estado muy ligado a mi carrera profesional. Como arquitecto siempre he participado en la cadena de valor de las promociones aportando diseño, funcionalidad y rentabilidad.


P.: ¿Por qué es importante que tanto wecity como los promotores inviertan en los proyectos?

R.: Al final, como dice José Navarro, hay que tener “skin in the game”. Nos creemos el producto y nada mejor que invertir nuestro propio capital. Es la mejor demostración de seguridad y garantía para los inversores que nosotros mismos participemos en los proyectos. No hemos establecido un mínimo, pero sí hay un máximo por ley (un 10%).


P.: ¿Cómo sería tu proyecto de inversión inmobiliaria perfecto? 

R.: Más que un proyecto perfecto, a mí me gusta la idea de tener una cartera inmobiliaria diversificada, es decir, apostar por el concepto de “mycity”: Un porfolio en el que haya activos residenciales, de retail y logísticos, con metros cuadrados de alto valor que me permitiese tener una alta rentabilidad y balancear los vaivenes del mercado.


P.: ¿Cuáles son las principales tendencias del sector? 

R.: Las tendencias del sector inmobiliario se están centrando en la incorporación de las nuevas tecnologías para facilitar la inversión. Que lo que antes eran canales de fondeo identificados y poco ágiles, a día de hoy se conviertan en inversión disruptiva. Este concepto nos gusta mucho aunque sin garantías no es escalable. Es por ello que se trabaja bajo un estricto marco regulatorio (CNMV, compliance de blanqueo de capitales, etc), con tecnología, innovación y con colaboradores de nivel internacional en asesoramiento fiscal, legal y tecnológico. 


P.: ¿Cómo imaginas las ciudades del futuro?

R.: Financiadas a través de crowdfunding. Ciudades verticales en las que los edificios iconos sean de muchos inversores. 


P.: ¿Cuáles son las tres claves de management después del covid-19?

R.: La primera es el valor del equipo humano. En segundo lugar, que precisamente como equipo tengamos los objetivos y funciones claramente definidos y, por último, una visión de largo recorrido. 


P.: ¿Un referente profesional?

R.: Hay muchos. Procuro buscar referencias cercanas de las que aprender día a día. Mi mujer, con quien he trabajado 10 años, es mi principal referente profesional. En el sector, tengo la suerte de contar con Rafael Merry del Val, José Navarro, Ricardo Gasset y Víctor Montes, de los que aprendo a diario. También me inspira el ecosistema startup, donde tengo grandes amigos, del que se aprende mucho. En definitiva (comenta riéndose), no hay un único referente, hay una “cartera diversificada de referentes.


P.: ¿Qué buscas en un ejecutivo?

R.: Para un primer ejecutivo busco la capacidad de liderazgo, transparencia y honradez, mientras que el segundo de a bordo debe tener la capacidad de ejecución. Y para el resto, busco perfiles versátiles y complementarios unidos bajo la visión del líder.


P.: Completa la frase: Los años 20 del siglo XXI serán la década de….

R.: La inversión disruptiva en inmobiliario.

Cerrar

Hablemos

Rellena los datos siguientes para consectetur adipiscing elit,
sed do eiu smod tempor incididunt ut labore et dolore magna
aliqua consectetur adipiscing elit.