Imagen ficha

5 ideas de dónde invertir dinero y tener una buena rentabilidad

"El precio es lo que pagas, el valor es lo que obtienes”

Esta frase de Warren Buffett, el inversor más famoso del mundo sobre dónde invertir dinero, es una de las más descriptivas del espíritu pragmático y sencillo del magnate estadounidense, quien se vanagloria de invertir dinero sólo en negocios que entiende y en no ir a rebufo del mercado. En una ocasión dijo, por ejemplo, que no hay que mirar al mercado de cerca a la hora de invertir capital sobre todo a la hora de invertir pequeñas cantidades:

“Si la gente trata de comprar y vender acciones, y se preocupa de que pueden bajar un poco más... y al mismo tiempo creen que deberían vender en cuanto suban ligeramente, no van a tener muy buenos resultados”.

Buffett, que es CEO de Berkshire Hathaway, explica también que una de sus particularidades como inversor es que lee y piensa, algo que le permite tomar menos decisiones impulsivas que la mayoría de las personas cuando quiere destinar dinero a sus negocios. 

No obstante, no es necesario dedicarse exclusivamente al mundo de los negocios para tomar buenas decisiones de inversión, y sobre todo no es necesario movilizar grandes cantidades de dinero para ello. A continuación, te compartimos cinco ideas de negocios de poca inversión y mucha ganancia y que a la vez sean aptas para pequeños ahorradores.

¿Qué opciones para invertir capital tiene un ahorrador para lograr buenas rentabilidades a partir de aportaciones reducidas?

1. Invertir en bolsa

El mercado de valores es el principal mercado donde invertir dinero ya que es accesible para cualquier pequeño ahorrador que quiera, con tantas opciones en el mercado como empresas cotizadas hay en bolsa y, además, está pensado para ser un mercado apto donde invertir capital en pequeñas cantidades. Las acciones son sencillamente títulos valores que algunas empresas emiten con el fin de financiarse y las personas propietarias de éstos obtienen ciertos derechos, como recibir dividendos (siempre y cuando la empresa reparta) y obtener plusvalías tras una eventual venta. Las desventajas, son operaciones de riesgo alto, hay que sufragar el pago de comisiones y es necesario tener conocimientos e información constante para evaluar continuamente la situación del mercado y de las empresas en las que inviertes.

La desventaja de la bolsa es el riesgo de las operaciones y las comisiones a las que hay que hacer frente.

2. Invertir en el sector inmobiliario

El sector inmobiliario tiene un componente menos estacional que el conjunto de la economía y, en general, es menos permeable a los ciclos económicos que, por ejemplo, el consumo, lo que lo hace un sector muy atractivo donde invertir dinero. La desventaja de invertir en ladrillo, sea en el mercado de oficinas, en el industrial o en el residencial, es que requiere destinar grandes cantidades de dinero. Ante esta situación, el crowdfunding inmobiliario permite que esta alternativa de inversión, de alto potencial de rentabilidad, sea accesible para ahorradores que no cuentan con grandes fortunas.


Crowdfunding inmobiliario


Al contrario, en plataformas autorizadas por la CNMV como es el caso de wecity, las inversiones en estos activos pueden hacerse a partir de 1.000 euros. De este modo, el real estate se convierte en un negocio donde invertir pequeñas cantidades.

Abrir mi cuenta

3. Invertir en depósitos a largo plazo

La baja rentabilidad del dinero en cuenta corriente hace más atractivos otros instrumentos que ponen en marcha los bancos para retribuir a todos los que decidimos cederles nuestros ahorros mientras no los necesitamos. Uno de los productos estrella son los depósitos a largo plazo, cuyo funcionamiento es sencillo y accesible para todos. En este caso, la entidad financiera ofrece una rentabilidad a cambio de mantener una cantidad de dinero durante un tiempo determinado. A pesar de parecer negocios rentables de poca inversión, la realidad es que se retiene dinero durante bastante tiempo a cambio de un rendimiento absoluto bajo.

4. Invertir en bonos

Tesoro público o deuda privada es otra opción de negocios de poca inversión.

Normalmente se articula a través de los llamados bonos, que son títulos de deuda que estas entidades emiten para financiarse al margen de los bancos. El propietario de estos bonos tiene el derecho de recibir pagos periódicos de intereses, que se fijan de antemano, hasta el final de la vida de los bonos (que se fijan para un periodo determinado, a corto o largo plazo). La rentabilidad suele ser mayor que la de los depósitos bancarios, pero potencialmente menor que la de las inversiones en bolsa, y el riesgo es bajo. No obstante, la crisis financiera de 2008 ha hecho que muchos inversores recelen de este tipo de instrumentos a la hora de destinar capital, sobre todo cuando no hay una clara transparencia de cuáles son las garantías detrás de los mismos.

La crisis de 2008 dañó la imagen de los bonos, sobre todo no hay transparencia sobre qué garantías tienen detrás.

5. Invertir en fondos de inversión

Los fondos de inversión reúnen capital de varios inversores para invertirlo en diferentes activos con una estrategia y un perfil de riesgo determinado. Existen muchísimos fondos, especializados en capital o en deuda, generalistas o dirigidos a un segmento económico determinado, y con plazos largos y cortos. No todos son aptos para los pequeños ahorradores y algunos no son realmente sencillos, como los fondos estructurados que con la crisis de 2008 llevaron a muchos inversores a la ruina.

Tal y como apuntó entonces el Fondo Montario Internacional (FMI): la proliferación de nuevos y complejos productos financieros estructurados, mercados y modelos de negocio han expuesto al sistema financiero a problemas de financiación y a una ruptura de la confianza”.

En el caso de los fondos, por tanto, hay que tener claro cuál se adapta a nuestro perfil de inversor y a nuestro entendimiento, especialmente si buscamos negocios de poca inversión y mucha ganancia.

Conclusión

En conclusión, los pequeños inversores cuentan con diferentes opciones sobre dónde invertir dinero, aunque sean cantidades pequeñas de capital, todas ellas con sus beneficios y sus peligros.

De todos modos, el sector inmobiliario se ha erigido como un valor seguro a la hora de hablar de negocios de poca inversión y mucha ganancia gracias a la aparición del crowdfunding inmobiliario, que ha abierto este tipo de negocios a los pequeños inversores.

Cerrar

Hablemos

Rellena los datos siguientes para consectetur adipiscing elit,
sed do eiu smod tempor incididunt ut labore et dolore magna
aliqua consectetur adipiscing elit.